Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTAS CARGADAS
Guía E: Enfrentar el egreso

Guía E: Enfrentar el egreso

Con 18 años, atravesaron la puerta de las instituciones donde vivían para entrar en la vida en sociedad. Hoy, capacitan y brindan contención a otros jóvenes para que tengan las mismas posibilidades que ellos.

Textos: Marysol Antón

Madurar es una tarea que se inicia y nunca termina. Es un proceso que nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo puede demorar. Es cierto, los buenos contextos ayudan y quienes no tuvieron contención durante su infancia y juventud tendrán que transitar sus caminos de vida buscando ayuda en instituciones, o bien con adultos que no siempre están a la altura de las circunstancias. En ese punto, los adolescentes que por uno u otro motivo crecen alojados en hogares para menores conocen bien la sensación de que un cumpleaños no sea sinónimo de felicidad, porque al acercarse a los 18 años saben que tienen su fecha de salida asegurada, porque esa morada donde duermen cada noche necesita de su egreso para que alguien más pueda volver a iniciar la rueda. 

Esta base, que a primera vista puede resultar poco alentadora, fue el suelo para que semillas fuertes germinaran con vigor y mostraran tallos que ya pueden soportar ramas y hojas. Fue así que, de la mano de la Asociación Civil Doncel y a partir de las inquietudes de jóvenes que habían salido de hogares y sus experiencias, se creó Guía E, el primer portal argentino que reúne a quienes, al llegar a los 18 años, deben afrontar su futuro.

“Cuando tienen que irse, el tema laboral es la principal necesidad. Es imperioso ayudarlos a que aumenten su autonomía. Con los líderes de la Guía E se sienten acompañados. Les preguntan cómo van a viajar si tienen una entrevista, los aconsejan sobre cómo vestir. Estos chicos tienen falta de redes de apoyo y el referente ocupa ese rol. Por eso, también se favoreció el encuentro con otras ONG de países como Bolivia, Colombia y los Estados Unidos, porque es una problemática que no se aborda. Ellos son líderes de cambio, defienden sus derechos y los de sus pares, sin dejar de capacitarse”, señala Florencia Rodríguez, del equipo de coordinación. 

 

Una ley muy esperada

Desde Doncel también destacaron la reciente sanción, por parte del Congreso Nacional, de la Ley  de Acompañamiento para el Egreso de Jóvenes sin Cuidados Parentales, que extiende la responsabilidad del Estado hasta los 21 años, previendo un apoyo emocional a través de la designación de un referente que fortalezca la autonomía y un apoyo económico que puede extenderse hasta los 25 años si el joven estudia.  “Queremos que todos puedan independizarse de una manera gradual y segura. Que el apoyo sea tanto emocional como económico”, explica Rodríguez. 

 

Testimonios

Kevin: Tiene 23 años, es recreólogo y coordinador del Club de Jóvenes, donde los chicos se acercan a charlar de todo, festejar cumpleaños, buscar consejos y compartir. Su capacitación en recreación la obtuvo en distintas oportunidades en los hogares donde estuvo, y hoy es uno de los encargados del área de las colonias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, tanto en verano como en invierno. 

“Cuando me dijeron que me tenía que ir del hogar fue terrible. Me dieron una semana de plazo. ‘¿Cómo hago?’, pensaba todo el tiempo. Entonces estaba viviendo en Barracas y conseguí un trabajo de ayudante de cocina en Munro. Logré ahorrar el primer sueldo y me fui a una pieza de una pensión de dos por dos, pero ese lugar no funcionó. Entonces volví al hogar y ahora a mi casa, con mi mamá y mi hermano”, relata. 

“Hoy me veo en los adolescentes que se acercan, con sus miedos, sus preocupaciones. Yo también pasé por esa y los puedo ayudar”, concluye. 

 

Liliana: Sopló 18 velitas hace pocos días. Desde los 14 años que está viviendo en el Hogar Descanso Miquelina; llegó allí alejándose de la violencia intrafamiliar gracias al accionar rápido y consciente de todo el equipo de profesores y directores de la escuela Nuestra Señora de Fátima, donde está terminando su último año del secundario. Ella forma parte de los jóvenes que están siendo capacitados para egresar de un modo organizado y progresivo. 

“Estoy buscando trabajo desde enero. El plan inicial era que en marzo ya tuviera, que en abril pudiera ahorrar algo y ahora estar buscando una casa para mudarme, pero no se está dando. Tiré más de 400 currículums. No me enojo, me frustro y me pongo triste. Y sigo practicando las entrevistas laborales; voy mejorando, ya no me pongo tan nerviosa, sé que tengo apoyo emocional y afectivo”, relata con mirada dulce y gesto de preocupación en sus mejillas. "Irme de mi casa fue la mejor decisión que tomé en mi vida. Sé que voy a ir a la facultad y voy a estudiar para ser trabajadora social, porque quiero mejorar las posibilidades de otros que puedan estar como yo hoy”, enfatiza.

 

Tatiana: “Cada vez que un joven que está en un hogar cumple 18 años le explota una bomba en las manos a él y a los directores de la institución. Cuando me tocó a mí no se había trabajado mi revinculación con mi familia, no tenía herramientas para ser independiente verdaderamente, de un modo seguro. Porque no sólo tenés que salir a buscar trabajo, también estás atravesando tu adolescencia, que es complicada para quienes están contenidos, imaginate para quienes viven en hogares. Terminamos yendo adonde no queremos estar, vi muchas chicas que convivieron conmigo y hoy están en la calle”, describe con voz potente y firme Tatiana Lustig, coordinadora del Club de Jóvenes. 

“Noelia, una amiga del hogar, me contó de los talleres con salida laboral y así me acerqué a Doncel. Ella era una de las organizadoras de la Guía E, y me recibieron sin observarme, sólo por ser yo. Así me sumé y empecé a dar talleres a jóvenes de 16 años en adelante. Fue arduo: nos capacitamos porque estábamos cortos de palabras en algunos temas, preparamos el proyecto de ley, participamos en festivales y formo parte del Consejo Juvenil Social, entre otras cosas. Es importante poder trabajar con los chicos que viven en hogares, porque muchas veces los adultos los tiran abajo. Entonces, cuando conocen historias reales se dan cuenta de que ellos también pueden salir adelante”, resume esta chica incansable, que actualmente trabaja en la mesa de ayuda tecnológica de un banco internacional.


WEB / Guía Egreso
WEB / Doncel
 
 
 
 
REPORTAJE
ESPECIAL ANIVERSARIO 20 AñOS
INTERNACIONALES
JóVENES
EDUCACIóN
INFANCIA
MEDIO AMBIENTE
SALUD
DESARROLLO COMUNITARIO
SUSTENTABILIDAD
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube