Compartir

Casi sin proponérselo, la actriz Zuleika Esnal generó un poderoso espacio de comunicación y contención que reúne a víctimas de la violencia machista de toda Latinoamérica.

Texto Lorena Varela.

Zuleika Esnal se define como una actriz que escribe. Hace un año y medio plasmó en un texto lo que pensaba sobre una violación masiva a una adolescente de 16 años en Brasil. Ese relato se viralizó y desde entonces mujeres de toda Latinoamérica empezaron a escribirle para contarle sus historias de violencia de género. “Así empecé. Voy charlando con ellas, a veces durante meses, y escribo sus historias. No es algo que me propuse sino que me sucedió, me hice cargo y acá estoy”, explica.

Con la premisa “Estoy acá”, habla con un promedio de más de cien mujeres por día. “Hay veces que llegan a ciento cincuenta”, cuenta la actriz. Recientemente se difundió en las redes sociales el hashtag #estoyacá, impulsado por la actriz, a través del cual cientos de personas se sumaron para ofrecer diferentes servicios gratuitos a víctimas de violencia de género. “No me calmo nada”, su página de Facebook, se ha convertido en una red de contención pero también en un espacio para leer escritos tanto de Esnal como de otras mujeres de Argentina, Bolivia, México y Honduras, entre otros países.

“Al día de hoy son más de 4.000 las mujeres con las que he hablado y poco más de cien los relatos publicados. Hago lo que hago porque creo que un mundo mejor no es algo grande y lejos. Es cada día, desde lo que sos con lo que tenés a mano. Bueno, yo soy esto. Si fuera veterinaria les estaría curando el perro, pero escribo y soy actriz”, explica Zuleika.

Su voz y sus expresiones denotan franqueza pero también una gran sensibilidad por el otro. Su historia tiene un punto común con la de otros tantos actores argentinos: la dificultad de vivir de su pasión. Por eso, la lista de trabajos por los que pasó es diversa: mucama cama adentro, vendedora de zapatos, de pullovers y hasta empleada en call centers. “Trabajé en el Teatro Cervantes y fue tocar el cielo con las manos, imaginate: un sueldo como actriz. Pero dura meses, es muy difícil la continuidad en esta profesión y a mí no me pasó todavía. Actualmente doy clases de inglés y de italiano”, cuenta.

La actriz presenta la obra Piel de Cordero, un texto que ella misma escribió y que está basado en las historias que relata. Hasta fin de año, las funciones son los días lunes a las 20:30 en el Patio de actores, ubicado en Lerma 568 de la Ciudad de Buenos Aires. “Venimos de una función en Moreno, nos vamos a Entre Ríos y mi sueño es llegar a todos los rincones del país, por lo menos”, anhela.

A fines de octubre pasado, después de una función, Esnal posteó el siguiente comentario: “El día que nos duela la herida de un hermano como si fuera propia, porque lo es, otro gallo va a cantar en este mundo. Y va a cantar acompañado. Estamos acá. Y acá vamos a seguir”.

 

Cómo conectarse: https://www.facebook.com/zuleika.esnal  // https://www.facebook.com/NO-ME-CALMO-NADA-401751606669780

FuenteRevista Edición 114
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here