Compartir

En Chubut existen lugares soñados para encontrarse con la lectura y Trevelin tiene uno de esos rincones. Es una biblioteca que fue ambulante y hoy cuenta con un edificio propio gracias al empeño de los vecinos. Tras 66 años participan 1.250 socios activos.

 

Texto Lorena Varela.

 

A menos de 30 kilómetros de Esquel, en la localidad chubutense de Trevelin, los campos de tulipanes multicolor y la cordillera nevada de fondo hacen de la Biblioteca Popular Perito Moreno un lugar único en la Patagonia argentina. El espacio funciona desde el 5 de octubre de 1951, gracias a la iniciativa de vecinos que adhirieron a la propuesta del gobierno nacional de ese entonces, que sugería la creación de bibliotecas populares en los pueblos como forma de darle importancia a su cultura. “La biblioteca siempre fue popular, es decir, manejada por los mismos vecinos. En un principio fue móvil, ya que no contaba con un lugar fijo donde establecerse”, explica Andrés Castello, presidente de la Comisión Directiva. “El logro del edificio propio se concretó el 30 de junio de 2008”, recuerda. Hoy, cuenta con 1.250 socios activos de todas las edades.

Actualmente se sustenta con fondos propios, obtenidos a partir de las cuotas abonadas por socios particulares e institucionales (que son comercios de la zona que abonan una mensualidad para ayudar a sustentar la labor de la biblioteca). “Hasta 2015 se recibían anualmente tres subsidios. Con los cambios en las autoridades de gobierno, tanto nacionales como provinciales, de estos subsidios solo se mantiene el destinado a la compra de ejemplares en la Feria del libro”, dice Castello.

 

Actividades para todos

El predio de la biblioteca está abrazado por paredones con llamativos murales pintados por miembros de la comunidad a partir de una convocatoria que suele repetirse cada 23 de septiembre, cuando se conmemora el Día de las Bibliotecas Populares. “Desde 2014, la nueva Comisión Directiva comenzó a desarrollar varias actividades vinculadas a la promoción de la lectura y a la difusión cultural”, agrega Castello, y pone como ejemplo ciclos como Trevelin Lee, que se realiza de mayo a noviembre e incluye actividades para chicos y grandes.

“A través de bibliotecas móviles se acercan libros y actividades de lectura a todas las escuelas de educación primaria de la localidad de Trevelin, los parajes Aldea Escolar, Sierra Colorada, Lago Rosario, Los Cipreses y también a Villa Futalaufquen, dentro del Parque Nacional Los Alerces”, detalla. Son seis baúles-biblioteca con 120 títulos infantiles cada uno para niños y niñas de 3 a 13 años que van rotando durante quince días por las instituciones participantes.

 

Cómo conectarse: Biblioteca Popular Perito Moreno // Facebook: /biblioteca.trevelin

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here