Compartir

Más de 60 actores argentinos participan del nuevo proyecto de AMIA por verdad y justicia. A 23 años del atentado del 18 de julio de 1994, actores de diferentes generaciones, estilos y pensamientos fueron convocados por AMIA para interpretar un guión teatral que integra frases de 25 escritores locales.

 

A pocos días de conmemorarse un nuevo aniversario del atentado contra la sede de Pasteur 633, AMIA presenta su nuevo proyecto de arte y memoria para seguir exigiendo justicia y homenajear y recordar a las 85 víctimas fatales del ataque terrorista. Se trata de “Libro de la Memoria”, un video en el que más de 60 actores representativos de nuestra escena local, de diferentes generaciones, con trayectorias artísticas distintas y miradas ideológicas disímiles, pusieron su talento para interpretar un guión, en clave de prosa poética, especialmente creado a partir de frases de 25 escritores argentinos ya fallecidos.

Con idea y realización general de Elio Kapszuk, director del Espacio de Arte AMIA, esta nueva iniciativa artística y colectiva profundiza la línea de los últimos proyectos de comunicación y memoria realizados por la entidad. “La Argentina es un país construido sobre la base de un mosaico diverso de identidades. Esa diversidad nos constituye y nos identifica. Por eso, desde AMIA elegimos el valor de la unión a partir de las diferencias, para crear puentes en cada acción de recordación que emprendemos para mantener vivo el pedido de justicia”, destacó Agustín Zbar, presidente de la institución.

Este año, la iniciativa coral que AMIA creó para luchar contra el olvido y la impunidad enlaza el pensamiento de escritores tan diversos como Domingo F. Sarmiento, Jorge Luis Borges, Silvina Ocampo, Julio Cortázar, Osvaldo Soriano, Luis Alberto Spinetta y María Elena Walsh (ver “Los autores elegidos”). Convocada por la AMIA, la escritora Ana María Shua fue la encargada de seleccionar y componer un texto que integra el pensamiento de 26 autores imprescindibles de nuestra literatura.

“El objetivo fue crear un texto que representara una unidad a partir de la diversidad de visiones. No se buscó amalgamar a Borges con Gelman, sino entender que tanto Gelman como Borges son parte indisoluble del pensamiento que nos constituye”, explica Elio Kapszuk, uno de los productores del proyecto.

La prosa de “Libro de la Memoria” fue interpretada por actores y actrices de la talla de Ricardo Darín, Guillermo Francella, Cecilia Roth, Enrique Pinti, Nancy Dupláa, Mercedes Morán, Facundo Arana, Arturo Puig, Nicolás Cabré, Ángela Torres, Griselda Siciliani, Jorge Marrale, Florencia Peña y Soledad Silveyra, ente muchos otros, (ver “Los actores que participaron”).

Dirigido por Matías Bertilotti y con música original de Lito Vitale, el video fue grabado en el Auditorio de la Paz de la asociación budista Soka Gakkai International. Con producción audiovisual de Aleph Media, la realización del proyecto contó con el apoyo de la Fundación IRSA, Laboratorio Elea y Desarrolladora Energéticas S.A. (DESA).

 

CRÉDITOS DEL PROYECTO “LIBRO DE LA MEMORIA”

Idea y Realización General: Elio Kapszuk

Producción: Gabriel Scherman, Elio Kapszuk, Fernando Sokolowicz, Ana María Shua, Natasha Tieffenberg, Gonzalo Rodríguez Bubis

Producción general: AMIA, Aleph Media S.A., Alta Definición Argentina, .Tiff Prensa y Comunicación

Dirección: Matías Bertilotti

Guión: Matías Bertilotti, Ana María Shua, Gabriel Scherman, Elio Kapszuk

Texto y selección de citas: Ana María Shua

Música original: Lito Vitale

 

UNIÓN EN LA DIVERSIDAD

La AMIA decidió conmemorar el 23º aniversario del atentado terrorista a través de una acción que recurre, una vez más, al arte para transmitir un mensaje de unión en la diversidad, que pone de manifiesto nuevamente la necesidad compartida de memoria y justicia.

“Este año la idea fue crear una especie de declaración de principios o manifiesto contemporáneo que pudiera convertirse en lenguaje audiovisual. Con la interpretación de los actores más diversos de nuestro país, el texto logra brindar un mensaje tan poderoso como contundente sobre la necesidad de justicia para la construcción de un futuro mejor”, expresó Elio Kapszuk.

“Este proyecto es, en realidad, una invitación a la reflexión”, agrega Gabriel Scherman, director de Comunicación de AMIA, y también productor del proyecto. “El texto convoca a pensar en qué valores, en qué principios y en qué sueños estamos juntos. Tener la oportunidad de reflexionar sobre estas cuestiones, a través de una convocatoria inédita de actores y actrices, y a través del pensamiento de grandes autores de nuestro país, ya es un valor en sí mismo”.

El año pasado, AMIA también eligió trabajar sobre el eje “arte y memoria” al lanzar el proyecto “Memoria AMIA”, el videoclip que unió a cien músicos de distintas edades, géneros musicales y pensamientos para cantar juntos la canción “La memoria”, de León Gieco.

También a partir de los valores de memoria y justicia, en 2015 AMIA emprendió un proyecto colectivo similar al renovar artísticamente la estación Pasteur-AMIA de subte, gracias a la colaboración de 25 artistas y dibujantes de nuestro país.

“El arte no necesariamente tiene que transmitir valores, pero cuando lo hace se transforma en una herramienta poderosa para frenar el trabajo corrosivo del olvido y exigir justicia”, concluyó Kapszuk.

 

LOS  ACTORES QUE PARTICIPARON

El texto “Libro de la Memoria” fue interpretado por los siguientes actores y actrices:

Facundo Arana, Cristina Banegas, Valentina Bassi, Leonor Benedetto, Max Berliner, Antonio Birabent, Nicolás Cabré, Gloria Carrá, Luciano Cáceres, Luciano Castro, Lidia Catalano, Gabriel Corrado, Lito Cruz, Alejandra Darín, Ricardo Darín, Federico D´ Elia, Emilio Disi, Nancy Duplaá, María Fiorentino, Dolores Fonzi, Guillermo Francella, María José Gabin, Gustavo Garzón, Juan Pablo Geretto, Esther Goris, Antonio Grimau, Martina Gusman, Karina K, Silvia Kutica, Osvaldo Laport,  Juan Leyrado, Luis Luque, Luis Machín, Leonor Manso, Jorge Marrale, Peto Menahem, Mercedes Morán, Laura Novoa, Osmar Nuñez, Mario Pasik, Florencia Peña, Carla Peterson, Diego Peretti, Andrea Pietra, Enrique Pinti, Guillermo Pfening, Carlos Portaluppi, Arturo Puig, Diego Ramos, Gerardo Romano, Cecilia Roth, Martín Seefeld, Roly Serrano, Griselda Siciliani, Soledad Silveyra, Jazmín Stuart, Adrián Suar, Eugenia Tobal, Ángela Torres, Violeta Urtizberea y Eleonora Wexler.

 

LOS AUTORES ELEGIDOS

El texto compuesto por Ana María Shua contiene citas de los siguientes autores argentinos ya fallecidos: Roberto Arlt, Adolfo Bioy Casares, Aída Bortnik, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Juan Gelman, Raúl González Tuñón, Carlos Grünber, José Hernández, Leónidas Lamborghini, Leopoldo Marechal, Martha Mercader, Silvina Ocampo, Victoria Ocampo, María Rosa Oliver,  Eliahu Toker, Ernesto Sábato, Juan José Saer, Domingo Faustino Sarmiento, Osvaldo Soriano, Raúl Scalabrini Ortiz, Luis Alberto Spinetta, Héctor Tizón, María Elena Walsh y Rodolfo Walsh.

 

LIBRO DE LA MEMORIA

La Patria, amigos, es un acto perpetuo como el perpetuo mundo. ( Aunque) nadie es la patria, pero todos lo somos (Jorge Luis Borges). (Por eso), sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea el lobo del hombre, sino su hermano (Rodolfo Walsh). (Donde) los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera. (José Hernández). Una Argentina que lucha por su destino, y que padecemos orgullosamente los que la amamos. El porvenir de esa criatura depende de nosotros, y muy particularmente de las nuevas generaciones (Leopoldo Marechal).

(Nuestro país) tiene las magníficas cualidades de un pueblo joven en expansión (María Rosa Oliver). (Y) la conciencia del pueblo sabe adónde va aunque lo ignore cada uno de los individuos que lo componen (Scalabrini Ortiz). Es imposible que el ser humano deje de sentir la necesidad de pelear contra la injusticia y de defender la dignidad (Juan Gelman).

Porque únicamente la democracia puede preservar a un  pueblo del horror (Ernesto Sábato). El escepticismo es un lujo de minoría. Que nada ni nadie nos haga renunciar a nuestros ideales. (Roberto Arlt). Y los ideales son la única forma de saber que estamos vivos (Osvaldo Soriano).

Mucha gente no corresponde con esa idea del argentino que nos hacemos, pero siempre tiene que ser así; no somos muñecos hechos de un mismo molde. (Adolfo Bioy Casares). Cada uno de nosotros tiene derecho a ser diferente. Y de nuestro derecho a ser diferente emana la obligación que tienen todos los demás, de respetar y alentar y amar nuestras diferencias (Carlos Grünberg; modificado el “mi” por “nosotros”). Hay que romper, como Abraham, una y otra vez los ídolos. Respetar el modo de ser, de pensar, de sentir y de vivir de cada otro (Eliahu Toker). (Y saber que) cada uno es responsable por toda la libertad, por toda la solidaridad, por toda la dignidad, por toda la justicia y por todo el amor en el mundo (Aída Bortnik).

La Libertad no tiene nombre, no tiene estatua ni parientes. La Libertad es feroz (Raúl González Tuñón).  (En nombre de esa libertad), necesitamos llevar hasta sus límites más extremos las posibilidades de la imaginación en todos los campos (Julio Cortázar). Todo censor es un ladrón de nuestro derecho a la imaginación, que debería ser constitucional (María Elena Walsh).  Pero sin olvidar que la libertad no se puede concebir, si no es algo que se sustenta en la responsabilidad (Martha Mercader).

El momento presente no tiene más fundamento que su parentesco con el pasado (Juan José Saer). Por eso es tan importante divulgar nuestra historia y conocer el pasado para comprender el presente (Martha Mercader). (Siempre con la verdad). Porque el mundo ya no importa si uno no tiene fuerzas para seguir eligiendo algo verdadero (Julio Cortázar): la mentira origina el miedo y el miedo la mentira (Silvina Ocampo).

A veces el motor que empuja la vida hacia delante es el estar absolutamente convencido de que el camino por el que se va es seguro, que las verdades por las que se lucha son esencialmente verdades (Héctor Tizón). La memoria, al elegir lo que conserva y lo que desecha, no sabe de casualidades (Osvaldo Soriano). Sólo está muerto aquello que definitivamente hemos olvidado (Tizón). El tiempo pasa con su escoba de olvidar y algunos la agarran. No es difícil barrer los recuerdos que las circunstancias tornan molestos (Juan Gelman).

Y sin embargo, somos nuestra memoria (Borges). Dime qué recuerdas y te diré quién eres (Victoria Ocampo). Solo una cosa no hay: es el olvido (Borges).

El 18 de julio de 1994 se acabó el sueño, comenzó la pesadilla. Vociferan los escombros y el agua incolora, inodora, insípida, arrastra ahora espanto y sangre.  (Toker) (Veintitrés años después) solo quedamos esperando una sonrisa, un gesto. Ese silencio hace despertar en nosotros la esperanza de que tal vez, un día, ya no existan los enemigos (Luis A.Spinetta).  (Veintitrés años después) no nos mueve  el resentimiento ni  el espíritu de venganza; sólo pedimos la verdad y la justicia (Sábato) . ¿Son utopías? ¿Asignaturas pendientes? No importa el nombre que se les dé. Son deudas que tenemos con nosotros mismos (Soriano). Argentina se simboliza en dos tiras celestes y una blanca: como si dijera ¡justicia, paz, justicia! (Sarmiento).  Por eso, (veintitrés años después), estrictamente ese trabajo, ese deber: la justicia (Leónidas Lamborghini). Solo una cosa no hay: es el olvido (Borges).

 

El video está disponible en el canal de AMIA en YouTube:

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta