Compartir

Las entidades llevan adelante el proyecto de Arte Mural Urbano en el “Barrio Chino” de La Boca, en el que participan niños de entre 7 y 18 años.

 

Fundación Casa Rafael avanza en la realización de un mural urbano en el Barrio Chino de la Boca con la participación de niños de entre 7 y 18 años y del muralista y docente Lucho Galo, que trabaja en conjunto con el Taller de Artes Visuales de la fundación y un psicólogo social. El proyecto cuenta con el apoyo de Grupo Supervielle en el que intervendrán sus colaboradores como voluntarios. La primera producción se podrá apreciar en la intersección de las calles California y Garibaldi, dentro del mencionado barrio. 

El proyecto del mural consta de 3 etapas en las que se crearán 3 diseños interconectados, basados en el rescate y representación de los pueblos originarios de América Latina. Con el propósito de dar un mensaje de inclusión y respeto hacia las diferencias de otras personas, también se busca fomentar la conciencia para con el cuidado del medio ambiente, la flora y la fauna de nuestra tierra.  Se apunta así a despertar y consolidar valores fundamentales, prioritariamente en los propios chicos de Casa Rafael y los vecinos de la zona.

Casa Rafael es una fundación sin fines de lucro comprometida con el desarrollo de la niñez y la búsqueda de una mayor equidad social a través del arte, como herramienta para generar resiliencia en niños y adolescentes que atraviesan situaciones difíciles. Desde febrero de 2006 brinda asistencia a unos 2500 niños y adolescentes de 4 a 18 años en una de las zonas más marginales del barrio de La Boca, con una concurrencia media anual de 230 chicos. 

La niñez es uno de los principales ejes de acción de Grupo Supervielle, desde el cual se acompaña a distintas organizaciones de la sociedad civil que luchan contra la pobreza y desnutrición infantil, fomentando también la transformación social y el desarrollo de chicos a través de la creatividad para superar las adversidades.

Atilio Dell´Oro Maini, Director de Grupo Supervielle señaló: “En Supervielle creemos en el arte como una herramienta poderosa de transformación, de expresión y de superación. Por eso, apoyamos a Casa Rafael en su labor diaria y en este proyecto que, además, concientiza, educa y embellece el espacio físico en La Boca”. 

Por su parte, Christine Pintat, Presidente de la fundación Casa Rafael destacó: “Es una alegría y un privilegio que Grupo Supervielle se sume a Casa Rafael para crear un “corredor” de arte mural en el “Barrio Chino” de La Boca. Creo que no podría existir mejor expresión de una coincidencia de visión sobre el valor inconfundible de arte para transmitir valores y ofrecer un camino privilegiado de superación a chicos expuestos a múltiples riesgos psicosociales”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here