Compartir

San Miguel Cítricos recibió una certificación de la organización Proyunga porque demostraron que la producción del limón puede convivir con la preservación de la selva. Priorizan la conservación de la Yunga tucumana y salteña y realizaron el primer mapa ecosistemíco de la zona.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta