Compartir

Compartir la información de las instituciones contribuye al fortalecimiento de la sociedad civil. Así quedó demostrado en un encuentro realizado en Costa Rica, donde fueron presentadas varias experiencias desarrolladas en la región.

 

Texto María Sol Abichain.

 

Especial desde Costa Rica

Por quinto año consecutivo, esta vez en San José (Costa Rica), se realizaron Abrelatam y Condatos, dos eventos en uno, donde la comunidad, integrada por miembros de la sociedad civil, gobierno, academia y empresas de más de 20 países que trabajan por y con los datos abiertos en América latina y el Caribe se encuentran para entablar un diálogo, reflexionar sobre el futuro y tejer redes para potenciarse.

Cuando se habla de datos abiertos, generalmente se los asocia a la información que libera el Estado para mejorar la rendición de cuentas hacia los ciudadanos. Sin embargo, su generación y uso va mucho más allá: empresas, instituciones académicas, sociedad civil y ONG pueden crear, compartir y reutilizar datos de calidad de distintas procedencias para agregarles valor y generar un cambio positivo en la sociedad.

Entonces, ¿qué son los datos abiertos (u open data en inglés)? “Son información pública, estructurada en unidades entendibles y sobre todo procesables”, explica Susana Soto, cofundadora y directora de Abriendo Datos Costa Rica, una ONG creada para impulsar y desarrollar iniciativas que promuevan la apertura y el uso de datos. Y destaca que “los datos abiertos no son nada si no nos beneficiamos todos”.

Las instituciones que tienen por principal fin mejorar la vida de las comunidades, como las Organizaciones de la Sociedad Civil, pueden y deben ser un actor principal en el ecosistema de los datos abiertos. Sergio Araiza, director de Infoactivismo en SocialTIC, una organización mexicana dedicada a la investigación, formación, acompañamiento y promoción de la tecnología digital e información para fines sociales, afirma que “las ONG recolectan de por sí mucha información, pero que no es observada como elementos de datos, de forma estructurada”. De esta manera, no sólo privan a la comunidad de información que puede resultar muy valiosa, sino que además pierden una excelente posibilidad de demostrar el impacto de sus acciones al sistematizar mejor sus visiones.

Una particularidad de los datos abiertos es que su mera existencia no resuelve los problemas. Tiene que haber una comunidad en acción, “un ecosistema de personas que se encarguen de transformarlos, limpiarlos, ordenarlos, convertirlos en insumos para que terceros puedan de ahí generar contenidos”, define Ignacio Alfaro Marín, cofundador de Abriendo Datos Costa Rica, y resalta que “tiene que haber un diálogo entre los generadores de datos, los intermediarios y los consumidores”.

 

En Acción

“Cuántas Más” es un proyecto que realiza monitoreo y levantamiento de datos sobre los feminicidios en Bolivia. La comunicadora social Ida Peñaranda cuenta que la idea surgió luego de conocer que su ciudad natal, Cochabamba, tenía “índices elevados de feminicidio”. Entonces, se propusieron indagar más sobre cada caso, se reunieron con los familiares de las víctimas y generaron datos “para no sólo saber el nombre de las mujeres asesinadas, sino también cuántos años tenían y quiénes eran. Tener esa información nos permitió profundizar, dejamos de especular y comenzamos a ver qué estaba pasando”.

Fundación Ciudadanía y Desarrollo es una ONG que promueve el debate ciudadano del quehacer político nacional y la apertura de datos gubernamentales como herramientas para implementar políticas de Gobierno Abierto en Ecuador. Su director de Proyectos, Marcelo Espinel Vallejo recuerda que “gracias a un trabajo de divulgación de más de seis años sobre la labor de los parlamentarios, se propuso dentro de la Asamblea Nacional una reforma a la Ley Orgánica de la Función Legislativa de Ecuador para sancionar a los que más faltaban”.

 

Cómo conectarse: Abriendo Datos Costa Rica: www.abriendodatoscostarica.org // SocialTIC – Tecnología Digital para el Cambio Social: www.socialtic.org  // Cuántas Más: www.cuantasmas.org  // Fundación Ciudadanía y Desarrollo: www.facebook.com/ciudadaniaydesarrollo

 

 

OPINIÓN

Una herramienta para alcanzar los objetivos de nuestras organizaciones. Por Silvina Fumega *

 

En el último par de décadas, el desarrollo en el área de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) ha modificado la forma en la que interactuamos con la información. Uno de esos cambios está relacionado con la posibilidad de acceder y trabajar con datos abiertos. Es decir, aquellos en formatos digitales que son puestos a disposición sin ninguna barrera técnica y jurídica para que puedan ser usados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona.

El trabajo con los datos producidos por nuestras organizaciones o aquellos liberados por organismos públicos nos ayuda a alcanzar diversos objetivos; desde rendición de cuentas y mejora de servicios (organizaciones que trabajan en el área de tecnología cívica y periodistas de datos) hasta la posibilidad de desarrollar emprendimientos privados. Los desarrollos tecnológicos nos han permitido, rápida y didácticamente, tomar datos que reportan los ciudadanos, que en algunos casos pueden incluso complementar y/o corregir los oficiales y, en otros, actuar como elementos para una rendición de cuentas más efectiva. De todas maneras, todos los usos se pueden resumir en un objetivo último: mejorar, de alguna manera, la calidad de vida de las personas.

Un ejemplo de ello es el proyecto A tu servicio, desarrollado por DataUY y el Ministerio de Salud de Uruguay, con el apoyo de Ilda. Es una plataforma donde se encuentra información sobre los servicios de salud en el país de una manera fácil de entender para los usuarios, que pueden comparar, entre diferentes proveedores, en áreas como tiempos de espera, rendimiento y costo.

Los usos son innumerables, tantos como usuarios que puedan aportar valor al desarrollar análisis o aplicaciones con ellos. Es tarea y responsabilidad de todos los que trabajamos para mejorar la vida de otras personas pensar nuevas formas de usar esos datos para lograr ese fin.

*Directora de Investigación y Políticas de Iniciativa Latinoamericana de Datos Abiertos (Ilda).

No hay comentarios

Dejar una respuesta