Compartir

Evelina Pho es profesora de danza y, con la ayuda de la institución Semillas, empezó a armar su propio estudio en la localidad bonaerense de Virreyes. Hoy busca financiamiento en la plataforma Sumatoria para terminar de equipar el espacio.

Texto Florencia Tuchin.

Cuando Evelina Pho cumplió cuatro años recibió una indicación de su médico: tenía que usar zapatos ortopédicos y hacer danza clásica para solucionar la posición de sus pies, que estaban torcidos hacia adentro. A partir de entonces, el baile se convirtió en su gran pasión.

“Estuve toda mi niñez en la escuela de danza. Salía del colegio y me iba ahí a tomar todas las clases. Arranqué el profesorado de chica. En mi casa, mi mama tenía un jardín de invierno y a los trece años empecé a dar clases ahí. Cada día, corríamos los muebles para hacer espacio. Se fueron sumando muchas nenas que se enteraban de boca en boca”, cuenta la emprendedora, de 29 años.

Pho recuerda que al poco tiempo sus padres le regalaron un espejo y la ayudaron a reformar el jardín de invierno como un salón de danzas. Allí dio clases hasta los 27 años.

El año pasado Evelina escuchó hablar de Semillas, una institución que apoya, promueve y colabora con el desarrollo sostenible de grupos familiares pertenecientes a sectores vulnerables mediante el aporte de capacitación, asesoramiento y capital para pequeños emprendimientos comerciales, productivos y de servicios. La joven se puso en contacto para ver la posibilidad de armar su propio estudio de danzas.

Semillas seleccionó el proyecto de Evelina para publicarlo en la plataforma Sumatoria, un espacio de crowdfunding (micromecenazgo) que conecta microemprendedores que necesitan capital para desarrollar sus proyectos con personas que quieren brindar esta oportunidad mediante un pequeño aporte reembolsable. Actualmente, la profesora de danza alquiló un local en Virreyes, zona del Gran Buenos Aires en la que vive. Allí está incorporando a las clases de jazz y árabe otras de zumba y de botas de rebote. Por ese motivo, pide el crédito para comprar todo el equipamiento del estudio, espejos, aros y colchonetas.

“Este espacio significa brindarles a mis alumnas de toda la vida un lugar como corresponde para bailar. Es un sueño cumplido para mí”, dice Pho.

La idea de Evelina con la escuela es formar bailarines y brindarles las herramientas suficientes sin que tengan que viajar hasta la capital. “Para formarme siempre tuve que viajar al centro de la Ciudad. En Virreyes no había espacios. Para mí es importante que mis alumnas tengan este espacio cerca de sus casas. Quiero ser como esas escuelas que están desde hace años”, se entusiasma.

En relación con su familia, destaca que siempre la acompañaron con el proyecto. “Mi hermana trabaja en el estudio como profesora de danza árabe y mi prima es la docente de los niños. Es un emprendimiento familiar, mi novio es como mi socio. Desde el primer día me apoyó y le dimos para adelante entre los dos”, cuenta.

 

Cómo conectarse:

Evelina Dance Studio: http//www.facebook.com/EVELINADANCESTUDIO

Garibaldi 4758, Virreyes / (provincia de Buenos Aires)

Sumatoria: www.sumatoria.org

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here