Compartir

En “uno de los pueblos más bellos del mundo”, como lo describió Adolfo Bioy Casares, se implementa un proyecto que es modelo e inspiración para un cambio de paradigma en el ámbito del turismo rural.

Texto Lorena Varela.

 

Pardo Auténtico es un proyecto de turismo rural comunitario y sustentable en Villa Pardo, pueblo turístico del municipio bonaerense de Las Flores. El fundador de este emprendimiento, Pablo Rodríguez, explica con orgullo cuáles son sus pilares: cultura y sustentabilidad.

“Por un lado, toda la historia y patrimonio que el pueblo conserva de la Familia Bioy y por supuesto del famoso escritor Adolfo Bioy Casares, que escribió por estos lares la novela que lo lanza a la fama, La invención de Morel, y sus encuentros y anécdotas con su entrañable amigo Jorge Luis Borges, que pasó su luna de miel en la Estancia Rincón Viejo, en el año 1949. También es tierra de Alicia Jurado, otra gran escritora argentina. A esto se suma el patrimonio tangible e intangible de una localidad que comenzó a crecer por el año 1870, poblándose para contener los malones debajo de la Cuenca del Salado, y que tuvo su época de esplendor entre 1945 y 1955, cuando llegó a tener casi 3.500 habitantes, mientras que hoy en día son unos 220”, detalla Rodríguez y añade que trabajan con la certeza de que “hay turismo en cada una de las cosas que Pardo tiene para ofrecer y estamos convencidos de que el turismo debe ser sustentable; si no, es mala praxis”.

Uno de los principales atractivos de Pardo Auténtico es Yamay, que en lengua mapuche significa “estar bien” y es un emprendimiento de “turismo social y ambientalmente responsable” basado en la permacultura, un sistema de diseño y creación de asentamientos humanos sostenibles, ecológicamente sanos y viables en materia económica. En el caso específico de Yamay, incorpora la aplicación de energías renovables, el desarrollo de cultivos orgánicos, el reciclado de residuos, el tratamiento de efluentes y la construcción natural.

En este espacio se desarrollan actividades para toda la comunidad y fundamentalmente se da impulso a los distintos proyectos que componen la oferta turística de Pardo. “La identidad de Yamay, que está cumpliendo diez años en el pueblo, es el fundamento esencial de toda actividad sustentable que realizamos para integrar, incluir y concientizar a la comunidad local y a quienes deseen visitarnos”, señala Rodríguez.

 

Origen y desarrollo

Respecto de los comienzos del proyecto, el fundador recuerda que en 2016 empezó a visitar el paraje, ubicado a unos 220 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, y a enamorarse de cada uno de sus rincones. Allí, Rodríguez conoció a quien hoy es su socio, Juan Manuel Demperat, más conocido como “Pipi”. “Me invitó a entrar a su casa de adobe y ahí empezó todo. Recorrer Yamay y conocer su identidad sobre lo sustentable, basado en principios sociales, ambientales y de economía justa fue la frutilla del postre, el puntapié inicial de un recorrido y de una concientización interna sobre que todo el potencial del pueblo, sumado a mis sueños profesionales, podrían empezar a complementarse y cumplirse”, rememora.

Desde la puesta en marcha del emprendimiento han realizado dos presentaciones formales, llamadas Encuentros por la Integración, que constituyen la acción comunitaria emblema. En ese contexto, reciben a los turistas y brindan visitas guiadas, una recorrida que comprende todos los atractivos de Pardo. Además, organizaron el Primer Taller Sustentable y fortalecieron sus alianzas con el Hotel Casa Bioy y Yamay Turismo Responsable, dos emprendimientos estratégicos del proyecto. Esto se complementa con la conformación de un grupo de trabajo que les permitió integrar tanto a los jóvenes de Villa Pardo, como a pobladores de la localidad de Las Flores.

“Estamos haciendo los primeros Tours de la Sustentabilidad, cuya esencia es transmitir y vivir en directo una experiencia de vida sustentable, acompañada por talleres y profesionales de la permacultura, uniendo en su recorrido diversos emprendimientos acordes a la temática”, entusiasma Rodríguez.

Otra de las iniciativas en marcha tiene que ver con fortalecer la comunicación del pueblo con el resto de la comunidad. A la página web y los contenidos difundidos a través de las redes sociales, Pardo Auténtico está sumando una radio comunitaria cuya programación puede seguirse a través de internet. “Pardo es un pueblo mágico, donde el tiempo parece detenerse, y no sólo por sus casas y atractivos, que en algunos casos datan de principios del siglo pasado, sino porque uno mismo se detiene en el tiempo. Cada lugar, cada vista, cada habitante es una historia que transporta al visitante a un espacio atemporal”, describe Pablo.

 

_

Cómo conectarse

Pardo Auténtico: www.pardoautentico.com.ar

 

Agradecemos a Mater Sustentable

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here