Compartir

Los chicos y los adolescentes están particularmente expuestos a los riesgos que implica el uso de Internet. En todo el mundo, numerosas OSC trabajan para generar conciencia en el uso de la red, además de asesorar a los padres.

 

Texto Alejandro Cánepa.

En todo el mundo, uno de cada tres usuarios de Internet es un chico. Sin embargo, la avalancha de datos que se vuelca a ella segundo a segundo, sumada al anonimato que permite la web, plantea un escenario inquietante respecto de cómo se garantizan los derechos de la niñez dentro de la atmósfera digital, en un planeta hiperconectado y saturado de redes sociales.  Ante ese panorama, OSC de distintos países trabajan por una mayor conciencia en el uso de la World Wide Web, una demanda que gana espacio sin pausas y que no tiene fronteras.

“Pasar dos horas en Internet mirando dibujitos no es tan beneficioso como pasar dos horas aprendiendo. Nosotros creemos que es importante comprender qué hacen los jóvenes realmente mientras están online, más que en cuánto tiempo pasan conectados”, dice a Tercer Sector Kimberley Burgess, vocera de Net Safe, una OSC de Nueva Zelanda dedicada a promover un uso más seguro de la red de redes. Además, la entidad tiene un servicio de asistencia para las personas acosadas o maltratadas en Internet que incluye la posibilidad de ubicar a los agresores y gestionar una solución. Inclusive, orientan en casos de fotos íntimas difundidas sin el consentimiento de la persona afectada.

Por otra parte, Net Safe elaboró, junto al Ministerio de la Mujer neozelandés, un exhaustivo informe sobre riesgos y daños personales vía Internet, basándose en la experiencia de adolescentes de ambos sexos de ese país. El estudio revela que los chicos están al tanto de casos de bullyng digital, de presiones a chicas para que envíen fotos desnudas, de extraños que recopilan información sobre ellos y de cuentas en Facebook o Instagram únicamente creadas para atacar a una persona. El informe además comprueba que los chicos dicen sentir que tienen el control de lo que suben a la web, pero que desconocen lo que otros pueden hacer con esos datos o fotos.  “Los padres deben preguntarse: ¿el excesivo uso de Internet está perjudicando el sueño o afectando el rendimiento escolar? ¿Pasan tanto tiempo online que otras actividades han decaído?”, señala Burgess.

 

¿Y por América latina?

Ya en el ámbito latinoamericano, la Red Natic agrupa a distintas organizaciones del sector social con el fin de luchar por una Internet más segura para la infancia.  En Costa Rica es la Fundación Paniamor la representante de ese espacio. Mariam Carpio, directora de Gestión del Conocimiento de la entidad, diagnostica que hay “nulo o poco acompañamiento parental”, que “el uso educativo es el menos utilizado por las personas menores de edad” y que las “manifestaciones de violencia en Internet generan más vulnerabilidad a niños y niñas”, además de registrarse un “carente marco legal y poca articulación institucional”.

Ante este panorama, Paniamor desarrolló líneas de acción como el sitio web www.crianzatecnologica.org, que incluye consejos y recomendaciones para apoyar a las personas adultas a proteger, orientar e inspirar a sus hijos. Además, llevan adelante la campaña Costa Rica dice No a la Explotación de Tecnologías para evitar la explotación sexual online de chicos y adolescentes. Esa iniciativa nacional cuenta con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Humano e Inclusión Social y de la Vicepresidencia de la República. Carpio asegura que de a poco hay más conciencia de los peligros de un uso desbocado de Internet: “Los datos nacionales de denuncia demuestran que cada vez las personas son más conscientes de los peligros y los denuncian”.

 

Chicos expuestos

Unicef, en su informe El Estado mundial de la Infancia 2017: Niños en un mundo digital, asegura que “no se toman las suficientes medidas para protegerlos de los peligros del mundo digital, salvaguardar el rastro de información que crean sus actividades en línea y aumentar su acceso a un contenido en línea seguro y de calidad”. En particular resalta que “el sector privado, especialmente las industrias de la tecnología y las telecomunicaciones, tiene la responsabilidad, única y muy importante, de influir en la forma en que la tecnología digital repercute sobre los niños, una responsabilidad que no se han tomado lo suficientemente en serio”.

“Todos los días, miles de niños se conectan por primera vez y esto los expone a una avalancha de peligros que sólo ahora estamos empezando a apreciar, y que estamos lejos, aún, de poder abordar”, había dicho Laurence Chandy, director de Datos, Investigación y Políticas de Unicef, durante la divulgación del informe. “Si bien los gobiernos y el sector privado han logrado algunos avances en la formulación de políticas y enfoques para eliminar los riesgos en línea más graves, debemos hacer mayores esfuerzos para comprender y proteger plenamente la vida en línea de los niños”, agregó en la ocasión.

La cantidad de organizaciones que buscan un ambiente digital más sano para los chicos crece sin parar, aunque nada iguala a la velocidad de la subida de datos a la web. En Inglaterra, ChildNet nació específicamente para hacer de Internet “un lugar grande y seguro para los chicos”, según sus voceros.  Su línea de acción se basa en ofrecer asesoramiento y capacitación a padres, cuidadores, docentes y a los propios chicos. Un eje fundamental de su misión es “visitar escuelas para inculcar en los estudiantes un manejo más seguro de sus datos en la web, además de para combatir casos de bullyng digital”, agregan. Otras instituciones de referencia son I Keep Safe (Estados Unidos), Inhope (Holanda) o Better Internet for Kids, que agrupa a distintos proyectos de países europeos. Pasada la fascinación de los primeros años de la web masiva, el sector social también se encarga de señalar los aspectos preocupantes de un ciberespacio fuera de control o, en todo caso, guiado por una combinación de caos y necesidades comerciales.

 

Cómo conectarse:

Nrt Safe Org (Nueva Zelanda): www.netsafe.org.nz

Fundación Paniamor (Costa Rica): www.paniamordigital.org

Unicef: www.unicef.org/es

Childnet: www.childnet.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here