Compartir

La Secretaria Ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, participó esta semana en diversas sesiones del encuentro anual del Foro Económico Mundial que se celebró en Davos, Suiza.

(26 de enero, 2018) El crecimiento con igualdad, la integración regional y con otras regiones del mundo, así como la migración, son temas prioritarios para América Latina y el Caribe, una región que debe terminar con la cultura de los privilegios y avanzar hacia la igualdad económica, social y ambiental para garantizar el derecho al desarrollo de sus habitantes, afirmó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante la reunión del Foro Económico Mundial 2018, que culminó hoy en Davos, Suiza.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas participó durante la semana en diversas sesiones del Foro, en las que abordó las tendencias recientes y los determinantes de la evolución de la desigualdad a nivel global y regional; los desafíos de la Alianza del Pacífico y de la integración en América Latina y el Caribe; el fortalecimiento de la arquitectura institucional y normativa para avanzar hacia la igualdad de género, y el dilema de la migración en la región, entre otros.

“América Latina se caracteriza por tener altos niveles de desigualdad que se manifiestan no solo en las brechas de ingresos entre ricos y pobres, sino también en brechas de logros y oportunidades en el empleo, la educación, la salud, y en varios grupos de la población”, señaló Bárcena durante su intervención en el panel The Big Picture on Inequality (La gran imagen de la desigualdad), junto al Economista del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), David Autor.

La máxima representante del organismo regional afirmó que en los últimos 15 años, América Latina ha avanzado en la reducción de la desigualdad en la distribución del ingreso, sin embargo, esta tendencia se ha ralentizado significativamente en los últimos años.

Precisó que entre 2002 y 2008, el promedio simple de los índices de Gini de la región se redujo a una tasa de 1,5% por año; entre 2008 y 2014, la reducción fue 0,7% anual; mientras que entre 2014 y 2016, el promedio de desigualdad se redujo en solo 0,4% por año.

“La igualdad debe ser el motor del crecimiento económico y el desarrollo sostenible en la región”, aseveró la máxima representante de la CEPAL.

“América Latina y el Caribe requiere de manera urgente el desmantelamiento de la cultura de los privilegios que aún impera en la región y que se manifiesta, por ejemplo, en los altos niveles de evasión tributaria y corrupción existentes”, agregó.

En el marco de su participación en el Foro de Davos, Alicia Bárcena moderó un panel sobre los desafíos de la Alianza del Pacífico y de la integración en América Latina y el Caribe en el actual contexto global.

En ese contexto, resaltó que se deben buscar espacios para fortalecer la convergencia entre la Alianza y el Mercado Común del Sur (Mercosur), con el fin de potenciar y facilitar el comercio intrarregional.

“La Alianza del Pacífico está en un momento en el que busca consolidarse, expandirse y establecer una mirada estratégica de más largo plazo”, afirmó Bárcena y anunció que, en ese camino, la CEPAL y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apoyarán a las presidencias de Colombia y México en la formulación de una ambiciosa visión de futuro.

En el panel participaron Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia; Mercedes Aráoz, Primera Ministra de Perú; Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía de México; Steven Ciobo, Ministro de Comercio, Turismo e Inversión de Australia; así como Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana y Ricardo Meléndez-Ortiz, Director Ejecutivo del International Centre for Trade and Sustainable Development (ICTSD), entre otros.

Durante su presentación, Bárcena destacó la oportunidad que abre para la región el fortalecimiento de los vínculos entre América Latina y el Caribe y China, lo que fue reafirmado el lunes 22 en Santiago, Chile, durante la Segunda Reunión Ministerial del Foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y el país asiático.

Recordó que, según las estimaciones de la CEPAL, contenidas en el documento Explorando nuevos espacios de cooperación entre América Latina y el Caribe y China, publicado en el marco del Foro CELAC-China, el comercio bilateral se multiplicó por 22 veces entre 2000 y 2013 y en 2017 alcanzó los 266.000 millones de dólares. “Esto significa un avance del 53% respecto de la meta a 7 años para alcanzarla”, afirmó Bárcena.

Destacó la próxima firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP-11), que se realizará en la capital de Chile en marzo, y subrayó también que la próxima presidencia del Grupo de los 20 (G20) que encabezará Argentina, abre una nueva oportunidad para la región.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas participó además en la sesión titulada Bridges vs Borders: The Migration Dilemma (Puentes versus fronteras: el dilema de la migración).

En el panel, que fue moderado por Enrique Acevedo, de Univisión, participaron también Kwiri Yang, Fundadora y Directora Ejecutiva de LifeGyde; Hikmet Ersek, Director Ejecutivo de Western Union; Alejandro Ramírez, Director General de Cinépolis y Platon Antoniou Fotógrafo y Fundador de The People’s Portfolio.

Durante su intervención, Alicia Bárcena instó a los países a observar la migración como una contribución a la democracia, la diversidad y el desarrollo sostenible.

Precisó que actualmente unos 30 millones de nativos de la región viven fuera de su país de nacimiento constituyendo el 4% de la población total.

Por su parte, la población nacida en el extranjero residiendo en países de América Latina y el Caribe equivale a prácticamente un cuarto de la cantidad de emigrados y tan solo a un 1,1% de la población total de la región. Por su parte, los inmigrantes que provienen de la propia región de América Latina y el Caribe son el 62,8%, una cifra que sigue creciendo en relación a las décadas anteriores.

En esa línea, subrayó que las Naciones Unidas están impulsando un Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular y llamó a alcanzar un acuerdo ambicioso, centrado en la igualdad y con enfoque de derechos. Asimismo, invitó al sector privado a una mayor contribución al debate a través de soluciones innovadoras y sostenibles para la inserción productiva de los migrantes.

En el marco de su participación en el Foro Económico Mundial 2018, Alicia Bárcena participó también en un desayuno organizado por el Women Political Leader Global Forum, en el que instó a seguir fortaleciendo la arquitectura institucional y normativa para avanzar hacia la igualdad de género, la autonomía y el liderazgo femenino.

Asimismo, sostuvo reuniones con Jorge Faurie Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación Argentina; Winnie Byanyima, Directora Ejecutiva de Oxfam Internacional; Jean Todt, Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas para la Seguridad Vial y con representantes de organismos multilaterales y del sector empresarial de la región.

Para realizar consultas contactar con la Unidad de Información Pública de la CEPAL en Santiago, Chile.

Correo electrónico: prensa@cepal.org; teléfono: (56 2) 2210 2040.

Síganos en: TwitterFacebookFlickrYouTube y Google+.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here