Compartir

Desde hace 20 años, la Fundación Julio Bocca brinda oportunidades para que muchos jóvenes talentosos del país y de Latinoamérica reciban formación en distintas disciplinas artísticas.

Texto Maia Pelman.

 

“Llegá a donde te lleve la pasión”, decía el anuncio que este año le dio la posibilidad a cien jóvenes de bajos recursos económicos de acceder a becas del programa Potenciate del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para estudiar danza y teatro musical en la Fundación Julio Bocca.

Creada en 1998 por Julio Bocca, con el apoyo de amigos y familiares del bailarín y un staff de destacados profesionales, la fundación es pionera en desarrollar programas de estudio académico de danza y teatro musical. Su misión es promover la formación de individuos en diferentes disciplinas artísticas con el fin de acercar el arte a todos los estratos sociales y contribuir a la cultura en general.

A través del Programa Federal, compuesto por un espectáculo a cargo del Ballet Solidario de la organización, seminarios, capacitaciones y charlas a cargo de Nancy Lojo Bocca (directora general de la Fundación), el staff se desplaza a cualquier punto del territorio nacional con el objetivo de ayudar a distintas ONG e instituciones sin fines de lucro.

El Ballet Solidario está compuesto en su totalidad por alumnos becados que trabajan con la institución realizando prácticas profesionales en el escenario, y a su vez, colaborando con las organizaciones en la generación de recursos para sus causas sociales. Tienen vestuario propio y no necesitan escenografía. Además, la oferta cultural es amplia y se adaptan al entorno social. “La fundación excede lo solidario y se transforma en un Arca de Noé, que va recibiendo gente de todas las provincias y culturas. El folclore, el chamamé y el tango se entremezclan y salen cosas maravillosas, como el ballet actual”, cuenta el director ejecutivo, Carlos Repetto.

Vivir a más de 300 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y ser mayor de edad o emancipado son algunos de los requisitos para poder aplicar a las Becas País Integrado (PI), que consisten en un plan de trabajo intensivo de formación en danza o teatro musical durante el año lectivo. El desafío de este programa es encontrar e individualizar a jóvenes del interior que están lejos de los centros de formación y permitirles el acceso a una educación artística.

El arte no reconoce fronteras y es por ello que la Fundación impulsa también las becas BAL para alumnos de América latina, programas de intercambio y viajes de estudio a Estados Unidos y próximamente a Europa. “Hay que empujar a los alumnos a que crezcan y salgan de la zona de confort. Es muy importante para los chicos que haya alguien en la vanguardia buscándole oportunidades porque generás confianza y ganas de superarse. La Fundación Julio Bocca no es una escuela de danza, sino de oportunidades”, manifiesta Repetto.

 

Bailar para sensibilizar

En articulación con otras organizaciones, la entidad inculca a los jóvenes la importancia de la solidaridad. En el marco de la conmemoración del Séptimo Mes Mundial del Alzheimer, durante septiembre, el Ballet Solidario realizó una gala a beneficio de la Asociación Lucha contra el Mal de Alzheimer y Alteraciones Semejantes (Alma) en el porteño Centro Cultural Borges.

Este año, la danza fue el medio elegido para difundir y visibilizar esta temática. “Compartimos el trabajo en red entre asociaciones por causas que son a beneficio de la comunidad y también involucramos a una generación de artistas jóvenes talentosos en una problemática como es el Alzheimer para transmitir la emoción a través de la música, el canto y la danza. Es algo ejemplificador”, cuenta Noemí Medina, vicepresidenta de Alma.

La asociación tiene la responsabilidad de acompañar a pacientes y familiares a través de talleres y grupos de apoyo. También brinda capacitaciones y actividades psicológicas para mejorar la calidad de vida de los afectados. Alumnos, maestros y autoridades de la Fundación Julio Bocca realizaron un spot para concientizar a la población sobre la importancia de la prevención y el conocimiento de la enfermedad. “Cuando se juntan las asociaciones de la sociedad civil se potencia la llegada de los mensajes. Esto resultó impactante porque a través del arte lograron emocionar. Y además es una generación que en el futuro va a tener que enfrentar esta problemática del adulto mayor”, señala Medina.

 

Gran Gala en el Coliseo

En el Día Nacional de la Danza, el 10 de octubre, la Fundación Julio Bocca, junto al Patronato de la Infancia y la ONG Manos de Acción, se unieron para llevar a cabo la Gran Gala por los Niños en el Teatro Coliseo. Allí participaron artistas reconocidos de la danza como Eleonora Cassano, María Riccetto, Cecilia Figaredo y Gustavo Wons, entre otros, junto al Ballet Solidario. “Tuvimos una repercusión maravillosa. Es la primera vez que hacemos una gala de reconocimiento y de arte a beneficio de los chicos ofreciéndole al público un producto final que es arte. Somos tres entidades transparentes que trabajamos para los chicos, la pobreza, el estudio y la cultura. Ofrecemos alternativas”, finaliza orgulloso Repetto.

 

Cómo conectarse | Fundación Julio Bocca: www.fundacionjuliobocca.org.ar // Alma: www.alma-alzheimer.org.ar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here