Compartir

Con sus aportes, especialistas en distintas áreas del conocimiento invitan a pensar sobre la sociedad en un contexto en permanente cambio. Aquí, un extracto de las reflexiones de algunas personas que se destacan en sus campos de actuación y que fueron entrevistadas por Tercer Sector a lo largo de 2017.

 

# 1: Lucía Ciccia, biotecnóloga, becaria del Conicet, y doctorando en el Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA): “La producción científica es sexista y androcéntrica. Pero no refiere a cualquier hombre, habla de un hombre blanco, de clase media, heterosexual. La ciencia busca comprobar que la mujer no está capacitada y el hombre es más inteligente. El refinamiento de los métodos de investigación busca corroborar esta hipótesis, que no sólo no contradice ese modelo sino que lo profundiza”.

 

# 2: Joan Melé, banquero, presidente de Fundación Dinero y conciencia, impulsor de la banca ética: “Cada decisión que tomamos impacta en los demás, en el mundo y en nosotros mismos. El consumismo se debe al vacío interior. Compro porque es barato sin pensar que detrás de un precio muy barato hay alguien que lo está pagando muy caro, siendo explotado en Bangladesh, Marruecos o la India. No se puede comprar por comprar, porque los precios han bajado pero hay gente sobreexplotada humanamente y sin respeto al planeta. Cualquier tipo de cambio pasa por un cambio de conciencia”.

 

# 3: Luis Fondebrider, presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense: “El desafío en el caso de Argentina es seguir dando respuesta a familiares de personas desaparecidas, identificando los cuerpos que hemos encontrado y aún no se han podido identificar, y buscando otros cuerpos. Pero también involucra casos actuales, que tienen que ver con violencia institucional, violencia de género, desapariciones en democracia, que es lo que estamos haciendo hace varios años, como por ejemplo en el caso de Luciano Arruga, en Argentina, o el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en México”.

 

# 4: Mercedes Assorati, fundadora y presidenta del Programa Esclavitud Cero, luchadora y militante contra la trata de personas: “Hay más esclavos en el mundo en este momento que en cualquier otro de la historia de la humanidad, aun cuando la esclavitud era legal. En Europa, por ejemplo, la trata es el primer delito del crimen organizado por recaudación ilegal. No hay conciencia porque no vemos a los esclavos. Están escondidos en prostíbulos, talleres clandestinos o ladrilleras. Sin embargo, todos los días pasamos por la puerta de un lugar donde hay personas esclavizadas”.

 

# 5: René Mauricio Valdés, representante residente en Argentina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): “Venimos de una década de bonanzas económicas y de políticas públicas innovadoras orientadas a la inclusión. Algunos ejemplos son la creación de empleo y la transferencia de recursos como la Asignación Universal por Hijo, que fueron implementadas con mucho éxito en casi todos los países de la región para atender a las poblaciones más vulnerables en los años más críticos de la primera infancia. Ese crecimiento y progreso llegaron a un cierto límite en toda América latina hacia el 2012, que provocaron un amesetamiento económico. Ese es el desafío actual: mantener por lo menos lo que se ha conseguido”.

 

# 6: Fernanda Sández, investigadora y autora del libro “La Argentina fumigada”: “En su último informe el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) denuncia la presencia de agrotóxicos en vegetales y reconoce que el 60 por ciento están contaminados por encima del límite máximo residual, que es la cantidad de restos de pesticida que según la industria y el Estado podemos ingerir sin que nos afecte. Cuando alguien te cuenta que ya no come lechuga porque le empezó a caer mal no es la lechuga, es el veneno”.

 

# 7: Nadia Fink, escritora de literatura infantil: “Cuando vamos a la juguetería o vemos el merchandising, se reproduce el modelo clásico de princesas como Blancanieves o la Bella Durmiente, que representan cosas que queremos alejar de las niñas. Hace muy poco, un estudio del New York Times, un diario hegemónico, sostuvo que jugar en el ‘modo princesa’ influye en cómo se desempeñarán las niñas el día de mañana”.

 

 

# 8: Tomás Falzone, investigador del Conicet especializado en enfermedades neurodegenerativas: “Soy un ferviente defensor de la ciencia básica. Es la que nos da conocimiento, la que genera recursos humanos de calidad. La Argentina se puede jactar de decir que sus estudiantes pueden ir y competir de igual modo en todo el mundo. El conocimiento es lo único que nos va a permitir progresar. Si queremos ser un país de primer nivel tenemos que generar conocimiento y aplicarlo en el país”.

 

# 9: Sandra Chaer, periodista especializada en temas de género, fundadora de la agencia de noticias Artemisa y presidenta de la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad: “En materia de comunicación no sexista se hizo un trabajo muy intenso hasta diciembre de 2015. Se generó mucho debate en torno de distintos temas que iban apareciendo en la agenda de los medios y cada vez que surgían generaban mucha repercusión, sobre todo mucha acción del Estado. Y ahora lo está sosteniendo la ciudadanía, a través de las redes sociales, porque los organismos, en este momento, están prácticamente ausentes. Es urgente que se designe una defensora o defensor del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual. Es un espacio muy garantista en términos de libertad de expresión, en general cuestiona o critica cualquier tipo de regulación inadecuada”.

 

# 10: Mikel Berraondo, asesor legal de comunidades de América Latina ante la ONU y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos: “Los pueblos indígenas no se oponen al desarrollo económico sino que quieren ser parte. Hay una estrategia muy consciente, fruto del racismo, que coloca al indígena como un problema a eliminar y no como el poblador originario que hay que respetar en tanto persona y por eso tiene los mismos derechos. En Argentina particularmente es chocante la invisibilización de estos pueblos. En el sur, por ejemplo, en Bariloche o Villa La Angostura se encuentra turismo high class, pero a la vuelta de la curva se entra en un túnel del tiempo donde las comunidades no tienen luz, gas y ninguno de los servicios básicos”.

FuenteRevista Edición 114
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here